Mereció la pena este año para tí?

No quería terminar este año sin añadir una última entrada. Estas fechas no pasan desapercibidas para nadie. Tanto para quienes les gustan como para quien no.

Es un momento en el que termina el año, se junta (o no) la familia, se notan las ausencias, el paso del tiempo, los cierres… es difícil que sean indiferentes.

En mi caso a veces son complicadas, y siempre importantes. Pero si hay algo por lo que me gustan es por el balance del año.

Hace ya muchos años oí o leí (ya no recuerdo si fue en una peli, libro o donde) algo que me impactó y que desde entonces hago todos los finales de año. Esta persona decía que debías dedicarte un rato de tranquilidad y en soledad hacer memoria de todo el año que vas a dejar atrás, recordar todos los momentos importantes, lo que te había ocurrido, lo que no, y que después de recorrer todo el año reviviendo lo acontecido… si no habías llorado (de alegría o de tristeza) sería un año perdido…

Quizá sea exagerado lo del “año perdido” pero la verdad es que desde entonces siempre lo hago. Suele ser una de estas noches en que aún no me he dormido y estando en la cama empiezo a traer imágenes y recuerdos a mi cabeza, a mis tripas, a mi piel… y entonces… al final… siempre hay recuerdos que me emocionan. También siento en esos momentos la sensación de cierre, otro año que pasa y cada vez más deprisa!

Con las cosas buenas que me llenan inmensamente de alegría. Con las difíciles y dolorosas que me ayudan a aprender, a madurar, a dar un paso más en este camino de la vida.

Para mí es un momento bonito, importante. De recapitular, de fijar un poco más los recuerdos, como cuando al final de una sesión de terapia necesitas recoger lo que ha pasado y qué te llevas. Si te gusta la idea te invito a que lo intentes, a ver dónde te lleva… a ver qué te trae el balance de este año que ya casi ha pasado.

Aprovecho para daros un fuerte abrazo, agradeceros estos ratitos de vuestro tiempo. Desearnos que el año nuevo que empieza nos traiga salud para que podamos tener la energía suficiente para conseguir aquello que queramos.

Cómo usar el estrés para la salud (y no morir en el intento)

La cara positiva del estrés… Lo que nos revelan nuevos estudios acerca del estrés es innovador y esperanzador dentro de esta sociedad tan acelerada.

Os invito a que no os perdáis este vídeo donde Kelly McGonigal, Psicóloga Clínica, explica los últimos descubrimientos acerca del estrés, su incidencia en la mortalidad y nuevas formas asombrosas de evitar sus efectos nocivos.

sin-titulo

Este vídeo explica fácilmente estos estudios, no obstante recojo lo más importante:

1.- La ansiedad y estrés se puede retroalimentar por nuestros pensamientos.

2.- Estar pendiente de nuestro cuerpo y ponerlo a nuestro favor, cambia nuestra actitud hacia el estrés y con ello, mejora nuestra salud y bienestar.

3.- Pedir y ofrecer ayuda es bueno para nuestra salud y nuestro nivel de estrés.

 

¿Hay algo más que te ha llamado la atención? No dudes en dejar un comentario de aquello que te haya gustado más