La mejor crianza eres TÚ

heart-1398286_960_720

La educación de los menores es un tema que por suerte interesa cada vez más. Proliferan todo tipo de cursos, libros y seminarios de una u otra corriente para que nos enseñen, nos den luz en este difícil camino de la crianza.

Queremos aprender a cómo hacerlo “bien” para que nuestro peque no termine siendo un “consentido”, un “nini”, un adolescente demasiado sumiso con el grupo de iguales pero lo suficientemente obediente con su padre y su madre, y un largo etcetera… un largo etcétera de miedos.

Al fin y al cabo todo esto es poner la vista en el futuro, y si algo he aprendido en este tiempo como terapeuta y como persona es que cuando miro demasiado hacia adelante, pierdo de vista lo que realmente tengo delante, el presente.

Habrá mil técnicas, más conductuales, más respetuosas, más permisivas… pero al fin y al cabo somos animales y somos sociales, y nos guste o no, los niños y niñas aprenden por imitación, SI. Es la mayor fuente de conocimiento y aprendizaje que tienen, sus cuidadores.

Por ello si quieres que tu peque coma bien, come bien; si quieres que respete, respétale y respeta; si quieres que no grite, no le grites (sirve igual para pegar); quieres que sepa manejar bien los conflictos, echa un vistazo a cómo la pareja resuelve los conflictos en el hogar; no quieres que fume ni que beba, puedes ir pensando en cumplir por fin esos propósitos; y podríamos seguir así con un sinfín de conductas y actitudes.

pegar-ninos

Esto nos asegura que el niño o la niña en cuestión vaya a salir a “imagen y semejanza nuestra”? Por suerte no… Porque es un ser diferente, con su propio carácter, gustos, temperamento… pero sí es seguro que todo esto tendrá mucho más efecto sobre el menor que cualquier otra técnica que intentes emplear… porque su referente de cómo relacionarse en el mundo (aunque asuste) eres tú. Claro! Es mucho más difícil. Esto requiere un trabajo personal grande. Por dónde empezar?

Atrévete a verte y analizarte. No mires para otro lado. Analiza cómo eres, cómo hablas y tratas a los demás. Como es tu relación de pareja (si es que la hay), como hablas y tratas a tu hijo o a tu hija.

Permítete aprender y date tiempo. Al igual que le ocurrirá a tu peque, no vas a aprender de un día para otro. Seguirás cayendo en los mismos errores algunas veces, y seguirás aprendiendo toda la vida… esto te ayudará a ser más paciente con tu hij@ y darte cuenta de que para ellos tampoco es fácil responder siempre a todos nuestros requerimientos.

Confía en ti. Si es algo que de verdad no te está haciendo bien, al final conseguirás disfrutar de otra manera nueva de hacer y sentir

Huye de los consejos ajenos. (Incluso de estos que yo te estoy dando!) Hagas lo que hagas en la crianza siempre habrá detractores, así que confía en tu manera de hacerlo y en lo que tu instinto y tu corazón te dicen que hagas.

Analiza tus miedos. A veces es el miedo el que nos guía y nos mueve y podemos meternos en terreno pantanoso… Si vas conociendo tus miedos, al reconocerlos podrás hacerles frente o al menos saber que no es tu instinto el que te mueve… sino el miedo. Entonces para, espera, pasará.

Dicho esto, voy a disfrutar de este lunes lluvioso y aplicarme a mí misma todo esto. Pues como os digo es un camino constante, en el que por suerte nunca dejas de aprender.

Buen día a tod@s! Gracias por dedicarme un ratito de vuestro tiempo, y si os ha gustado me encantará que lo compartáis.

**Imagen extraída de http://laagresividadensa.blogspot.com.es/

2 comentarios en “La mejor crianza eres TÚ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s